Mafalda. en esta familia no hay jefes

Mafalda. en esta familia no hay jefes.

Editorial:
LUMEN
Año de edición:
Materia
Novelas graficas
ISBN:
978-84-264-0728-3
Páginas:
168
Colección:
LUMEN GRAFICA
12,90 €
IVA incluido
En stock (Entrega en 24-48 h)
Añadir a la cesta

El retrato de todas las familias según el mejor humorista de todos los tiempos.

-En esta familia no hay jefes, somos una cooperativa-. Lo dijo Mafalda cuando un vendedor llamó a su puerta preguntando si el jefe de la casa podía salir al rellano. Evidentemente, la niña entendió que en los tiempos que corren eso era una tontería.

Rebelde, inteligente e idealista, Mafalda comprende mejor que cualquier adulto que en su casa no debería haber estereotipos. La familia sin apellido de Mafalda es algo más que una foto en el mueble-bar: quiere más. De hecho, desde la primera viñeta hasta la última, emprende un viaje para defenderse de la vulgaridad a la que parecía abocada, para salir de la monotonía, para demostrar que la normalidad no existe y que las bases de lo que significa "ser familia", en todo caso, las pondrá cada uno de ellos.

La crítica ha dicho...
-Cabezona, libre, idealista, con la lengua larga y la falda siempre puesta. Mafalda ha vuelto. [...] Han pasado décadas, y sus aventuras no dejan de ser un soplo de aire fresco, todo un catálogo doméstico-social. Si eres mafaldista o mafaldero, te va a gustar, che... Mirá, pibe. No son pelotudeces.-
Ana Abelenda, La Voz de Galicia - Fugas

-Como buen clásico, no solo aguanta la revisión de los años, sino que va ganando en contenido.-
El País

-Por todas esas dudas que genera sobre mí misma, Mafalda sigue siendo una Biblia. El más honesto de todos los libros sagrados. El que debemos mostrar a los niños nada más empiecen a leer.-
Luna Miguel, El Diario

-Lumen abre una ventana más para recuperar esta joya de nuestro pasado colectivo que, con la reedición de las tiras cómicas, vuelve a enraizarse en un presente en el que cobra un sentido verdaderamente prometedor. Mafalda ha regresado y, de alguna manera, podemos pensar que nunca se había marchado; que había transitado un imaginario silencioso pero afianzado, latente. Que la obra de Quino, de poderosa imaginería visual y rupturista tesis discursiva, estuvo -y sigue estando- muy adelantada a su tiempo.-
Zenda

-Mafalda, esa niña que, a estas alturas, ya debería ser Patrimonio de la Humanidad. Básica para la vuelta a la rutina.-
El País

Otros libros del autor